De héroes y símbolos patrios

0
1588
- Publicidad -

Por Maria Jimena Tellechea, Licenciada en Ciencias de la Comunicación (UBA). Especial para Sobre Tiza.

El 20 de Junio figura resaltado en el calendario de efemérides culturales de nuestro país. Muchos sabrán que tal día se conmemora un nuevo aniversario del fallecimiento de Manuel Belgrano, otros asociarán la fecha con el Día de la Bandera nacional. Lo cierto es que ambas cuestiones se relacionan por ser Belgrano quien enarboló, por primera vez, un lienzo celeste y blanco el 27 de Febrero de 1812, en la ciudad de Rosario.

Ese día, el general en su condición de futuro jefe del Ejército del Norte, inauguró una nueva batería llamada “independencia” y ordenó a sus tropas jurarle fidelidad diciendo: “juremos vencer a los enemigos interiores y exteriores, y la América del Sur será el templo de la independencia y de la libertad”. Pero este fue sólo el comienzo de la vida de un símbolo patrio que variaría de tonos y diseños según los distintos gobiernos, y cuyo uso se vería limitado y condicionado en ciertos momentos de la historia de nuestro país.

Teniendo en cuenta lo anteriormente mencionado, y dados los significativos aportes de Manuel Belgrano al desarrollo de la educación popular, la independencia, la política, la identidad nacional, y el periodismo; la presente nota trae como propuesta realizar una línea de tiempo que historice los hechos sucedidos en relación a la creación de la bandera o bien, a la vida de Manuel Belgrano. El objetivo de la actividad es dar visibilidad a los acontecimientos sucedidos en torno a las dos temáticas, para poder comprender los sentidos creados y la importancia de los mismos en la historia de nuestro Estado-Nación.

Para trabajar, la herramienta sugerida es Dipity. Esta aplicación permite crear y publicar en Internet líneas de tiempo interactivas. Su valor radica en la posibilidad de insertar textos, imágenes, videos, enlaces y mapas de google maps, para ilustrar, ampliar y complementar aquello que se está contando. Si bien Dipity está en inglés, su utilización es fácil e intuitiva. De todos modos, aquí se incluye un tutorial para clarificar su modo de uso.

Al igual que la mayoría de las tecnologías educativas que brinda internet, requiere crear una cuenta de usuario para comenzar a utilizarla. Una vez realizado este paso, la opción Create a Timeline permite empezar a construir la línea de tiempo dándole un título y haciendo una breve reseña que explique el tema a tratar. También existe la posibilidad de establecer los permisos para quienes puedan verla y editarla.

Luego, se pueden comenzar a incorporar los eventos elegidos para construir la línea. Al hacerlo, puede adherirse a cada hecho histórico título, fecha, descripción, imagen y localización. Además de tener la posibilidad de buscar en la red información que pueda servir para ampliar la ya existente sin salir de la aplicación. Una vez terminado el trabajo, la opción Save and View Timeline permite guardarlo pero con la posibilidad de volver a hacer modificaciones.

Es importante señalar que Dipity brinda cuatro formatos para visualizar la línea de tiempo creada. Estos son: la línea de tiempo tradicional, el modo libro, el modo lista y el modo mapa. El primero permite ampliar o reducir los espacios temporales según el objetivo de búsqueda que se persiga; el segundo, agrupa en una especie de “libro digital” los datos, las imágenes y los videos utilizados en la construcción de la línea de tiempo; el tercero, organiza la información en forma de lista; y el cuarto, posibilita ubicar geográficamente los datos de la línea.

Por último, Dipity permite compartir el trabajo realizado a través de Twitter, Facebook, Digg, Myspace y StumbleUpon, facilidad que posibilita ampliar los horizontes comunicativos de los trabajos producidos.

- Publicidad -

Deja un comentario