Los sueños custodiados por gigantes de cristal

0
776

Cada vez son más las instancias que permiten dar a conocer experiencias innovadoras en el ámbito escolar. Instituciones de todo el mundo participan de certámenes en los que la integración de TIC y el trabajo interdisciplinario son las premisas básicas, apoyadas en la creatividad y la colaboración de quienes conforman los equipos de trabajo.

El año pasado, entre las propuestas que participaron del Premio de Innovación Educativa de Fundación Telefónica, “Gigantes de Cristal” se quedó con el primer puesto. Según explican en su página web, se trata de un proyecto interdisciplinar sobre la conservación de los campos de hielo de la Patagonia en el que participan docentes de diferentes áreas: Arte, TIC, Matemática, Biología, Prácticas del lenguaje, Geografía, Física y Química.

En el entramado de disciplinas y materias, los alumnos que el año pasado estaban cursando el tercer año en el Colegio Newlands, de Adrogué, desarrollaron íntegramente una página web, trabajando con total autonomía las herramientas y tecnologías necesarias para mostrar y compartir el trabajo de investigación realizado.

Por ser nosotros los actuales y futuros habitantes de este territorio, nos vemos en la necesidad de explorar acerca de sus riquezas para valorarlas, para cuidarlas, para lograr que, en el momento que debamos utilizar nuestros recursos, lo hagamos con total conciencia y cuidado.

Nos resulta imprescindible adentrarnos en el tema para luego comprender sucesos geológicos, geográficos y biológicos que modifican el paisaje, que alteran el equilibrio natural de los recursos, así como también la acción del hombre que, a veces sin quererlo, provoca cambios irremediables en él.

Quisiéramos que el mundo conozca lo que es nuestro, lo que nos pertenece por derecho soberano, lo que nos es propio por haberlo heredado de nuestros antecesores pero fundamentalmente impera en nosotros la necesidad de que quienes lo conozcan, aprendan también a amarlo, a respetarlo.

En esta oportunidad nos referimos particularmente a un sector del sur de nuestro país en el cual se encuentran los denominados “campos de hielo patagónicos” o “hielos continentales patagónicos”.

Este mensaje que nos transmiten los jóvenes nos permite pensar en una característica clave de los proyectos que estamos viendo aparecer en este tipo de certámenes, como el que propuso Fundación Telefónica. No se trata sólo de resolver una cuestión curricular, aprender un contenido o pegar un afiche en la pared del aula.

Ellos intervinieron fuera y dentro de la web. Documentaron cada paso que daban en las diferentes materias, para mostrar cómo pueden complementarse las asignaturas, como pueden trabajar en conjunto y abocarse a un determinado proyecto. Crearon entradas en Wikipedia, armaron videos para generar conciencia del cuidado de los hielos, y todo está disponible en su sitio web.

Uno de los mayores beneficios de Internet es justamente la accesibilidad. Estos chicos, nos invitan a conocer y a preservar un patrimonio de la naturaleza. Dialogan con pares, con otros docentes, padres, con otras escuelas, de nuestro país y del mundo. Cabe destacar que este proyecto fue ganador en una instancia propuesta por Fundación Telefónica para los países Iberoamericanos.

Al ganar el primer premio, el jurado elaboró un acta en el que mencionó lo siguiente: “Se destaca la propuesta didáctica del proyecto y el uso de una metodología de aprendizaje por proyectos. Se aprecia que las TICs han servido para transmitir los contenidos y además se hace un adecuado uso de cada herramienta en función de la finalidad”.

Además del gran trabajo de los alumnos, como señala Alejandra García Redín, profesora de TIC en el Colegio y Coordinadora del área de Tecnología de los Niveles Inicial, Primario y Secundario, todo proyecto interdisciplinario tiene una “cabeza de proyecto”. En su blog WEBconectados, escribe que Valeria Engelhard (Geografía) dirigió y acompañó el trabajo que se realizó en cada una de las disciplinas, además de la propia. Además, el trabajo de Florencia Barletta (Artes Visuales) inspiró a los chicos de un modo increíble.

“Podemos ver las maravillosas obras que gracias a ello produjeron. No es casualidad que esta dupla haya trabajado así. Ambas han compartido otros proyectos: “De la tierra al arte” (2004) es uno de ellos, considerado caso de estudio desde un proyecto de Etnomatemática (Rensselaer Polytechnic Institute, Dep of Science and Technology Studies (USA); Centro Blas Pascal I+D.I.E. (ARG) y NAyA, Noticias de Antropología y Arqueología (ARG)). Florencia además fue parte del equipo ganador de la Olimpíada Nacional de Contenidos Educativos en Internet con “El Infinito mundo del Infinito” (2003) y de “Donar es Amar”, Primer premio a la innovación educativa en el Certamen educ.ar – Intel (2010). Indudablemente, este premio es un importantísimo reconocimiento a la trayectoria de ambas”, afirma García Redín.

El equipo:

Deja un comentario