El desafío de los docentes ante la integración de TIC en la educación

0
715
Dolors Reig
Dolors Reig

La integración de TIC en las aulas propone no sólo desafíos al sistema y a los miembros de la comunidad educativa, sino que también profundiza los debates acerca de las metodologías y de las brechas existentes entre alumnos y docentes. En una entrevista a Dolors Reig, psicóloga social, consultora y profesora en distintas Universidades, señaló que en la actualidad “somos muchos los que decimos que las tecnologías están haciendo realidad o mejorando metodologías o ideas que en otros momentos pudieron ser utópicas”.

Respecto de las diferentes apreciaciones del qué y cómo aprender que tienen los educadores y los educandos, Reig señaló que se trata de un cambio de actitud de los docentes que pase del control absoluto sobre lo que los alumnos aprenden a la orientación, la guía. “Si es consciente de que su papel es incluso más importante que antes pero se limita a eso, fomentando la proactividad y libertad creativa de los alumnos, no ocurrirá ningún desequilibrio”.

Si bien suele hablarse de que la integración de las TIC depende de un cambio radical en la concepción pedagógica, la especialista afirmó que las TIC potencian metodologías ya presentes, como por ejemplo la construcción social de conocimiento, la creatividad, la proactividad, que pueden ser elementos metodológicos que pueden beneficiarse del uso de las TIC. En este sentido, resaltó la posibilidad de crear Entornos Personales de Aprendizaje (PLE por sus siglas en inglés).

Y cuando se habla de aprendizaje social, el crecimiento de las redes sociales online toma un rol esencial dentro del campo educativo. Según Reig, es importante que se integren las posibilidades, para los adolescentes y niños todavía desconocidas, de las redes sociales como entornos en los que actualizar conocimiento de forma constante.

“Enseñar a construir redes de intereses que nos ayudarán a lograr de forma más fácil y eficiente aprender durante toda la vida, algo que empieza a ser una necesidad inalienable para cualquier profesional, será imprescindible. Eso si las entendemos como tecnologías del aprendizaje. Las redes sociales son herramientas potentes también como Tecnologías de la participación y en ese caso son los valores éticos los que tendremos que trabajar para que sirvan, efectivamente, como muchos pensamos, para mejorar la sociedad. En todo caso no tiene sentido excluir una dimensión tan importante de la socialización actual y futura de nuestros jóvenes”, subrayó.

La evaluación y sus interrogantes

Consultada acerca de si el aporte de las TIC en el aula pueden mejorar los resultados académicos del alumnado, la academíca afirmó que en todo caso eso dependerá cuáles son los resultados que se miden. “Es necesario, también diversificar, dar cabida a las distintas inteligencias y talentos posibles hoy. Programación, producción audiovisual, así como competencias en cuestiones de networking y otras de las que hemos visto podrían ser buenos ejemplos de cuestiones que no “puntúan” en resultado académico pero son cada día más importantes”.

Deja un comentario